LAS PENAS y ALEGRÍAS DEL MEDIO AMBIENTE, sus políticas y sus políticos.

jueves, 27 de marzo de 2014

MEGARED OMEGA  3
Mega cretinos


La crema del joven empresariado se levanta y se acuesta a diario con una idea fija en la cabeza. ¿Conducir el último Audi? ¿Mejorar el handicap en el club de golf? Por supuesto, aunque tales deseos serían simples adornos para su imagen triunfadora. 

Porque lo verdaderamente ilusionante en su vida es crear un mercado nuevo. Ser el primero en acertar con un producto inédito que arrase, que les forre, que les dediquen una página completa (impar si es posible) en la prensa económica, en Cinco Días o Expansión a causa de su nuevo producto, luciendo el peinado brillante y la corbata rosa de nudo gordo.

Conseguir ese tipo de sueños no es fácil. Hay que inventarse una mercancía inútil, proceder a una intensa campaña publicitaria de lanzamiento y convencer al idiota consumidor que no podrá vivir sin su producto. Para llegar al premio supremo hay que trabar duro y comer mucha mierda por el camino. De poco sirve comprar un máster del IESE, Harvard o la London School Economics. Los títulos ayudan, pero no son la poción mágica.

Para triunfar en los mercados algunos optan por encanallarse, corrompiendo a políticos pánfilos o desvergonzados. Ese sistema funciona, sobre todo en España donde esa clase de “software” empresarial tiene buena aceptación social. Lo malo es que te imputen y encarcelen por algún delito laboral o fiscal, pagando "en negro" a tus empleados,  o que te pillen con las manos metidas en el puchero, como habría sucedido con algunos destacados directivos y ex - directivos de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales)


Un animado carrusel de Krill en aguas polares

Contemplo en la televisión el nuevo anuncio (spot) que nos propone un grupo de espabilados. El producto anunciado se llama MEGARED y se vende dentro de una anodina caja de color rojo con pinta de medicamento. Dentro hay unas cápsulas de gelatina que contienen aceite de “krill”. Ese aceite es rico en ácido grasos Omega 3, el supuesto paradigma de la salud cardiovascular que nos viene del mar.


El Krill protagoniza películas de dibujos animados (Warner).
El destino de estos crustáceos, además de ser convertidos en aceite
para alimentar humanos, es quedarse sin su cáscara porque la acidificación del océano, a causa del exceso de CO2 en la atmósfera, les impedirá obtener y fijar el necesario carbonato cálcico. El krill, como otros crustáceos, moluscos y cefalópodos, puede estar en vías de extinción.

El "krill" es una gambita de apenas 5 cm de envergadura, incluidas las antenillas y la colita. Vive hasta los siete años de edad en las aguas heladas del Ártico y de la Antártida. Los biólogos marinos aseguran que es la biomasa más grande de los océanos y sirve como base alimenticia de ballenas, focas, morsas, pingüinos, aves marinas y peces. Sin el krill, el delicado ecosistema antártico se desmorona. El ser humano no lo necesitó nunca. Era una bendición de la pura naturaleza de las aguas polares.

Pero algunos brillantes empresarios están a punto de cumplir su gran sueño. EL MEGARED y sus aceites de krill no están solos. Hay otras marcas y productores que venden los frascos y las cajas conteniendo miles de toneladas de gambitas exprimidas al precio de 14 euros. Se compran en Parafarmacias y por Internet. Unos y otros empezaron su aventura hace seis o siete años y ya están invadiendo los mercados para cretinos.


El factoría noruego "Thorshovdi" en su ambiente. La fábrica de
exprimir krill está a proa

Hay que reconocer que los del “krill” son precavidos empresarios de un mercado que, de momento, parece dominado por Noruega. En su prudencia, han conseguido que WWF Noruega les bendiga y que el MSC (Marine Steward Council) les etiquete como pesca “sostenible”. Con la cara lavada, de momento pescan 150.000 toneladas de krill al año (110.000 los noruegos) en aguas cercanas a la Antártica y han logrado el aplauso de la Unión Europea por ser tan emprendedores. Los buques que pescan el krill son también chinos (“Kai Xin”) y polacos (“Sirius”, “Alina”), pero los más eficaces y modernos son los rubios y altos noruegos, con el ”Juvel”, el “Saga Sea” y el maravilloso “Thorshovdi”, un buque arrastrero factoría que procesa las gambitas a bordo exhalando columnas de humo negro.


El chino "Kai Xin" ardiendo en aguas chilenas en marzo de 2013.
El buque terminó hundido,aunque se salvaron sus 90 tripulantes. Las condiciones
de vida a bordo de la flota de pesca china de la Antártida son tan extremas que, en diciembre de 2013, murieron de hipotermia cuatro pescadores chinos que escapaban a nado de sus buques en aguas del Estrecho de Magallanes. 
El "Kai Xin" fue un arrastrero para pescar el krill ¿Venganza de Neptuno? ¿Sabotaje de unos pescadores al límite del sufrimiento?

Los clientes objetivo de las cápsulas de MEGARED Omega 3 que cuida tu corazón y tus arterias militan en dos tribus. La más selecta es la de los maduros y estresados empresarios, pendientes siempre de su ansioso corazón y sus niveles de colesterol. La otra tribu es la de los obesos, fumadores, sedentarios y vagos incapaces de mover el culo. Unos y otros podrían comer caballas o latas de sardinillas, abundantes, baratas y abarrotadas de Omega 3. Pero esa opción es, para los primeros, una vulgaridad. Los segundos, además de gordos, aceitosos y sudorosos, no quieren oler a sardinaza.

Es mejor saquear el último paraíso marino de la Tierra y que a las ballenas, a los pingüinos y a las focas les den…  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada