LAS PENAS y ALEGRÍAS DEL MEDIO AMBIENTE, sus políticas y sus políticos.

jueves, 17 de mayo de 2012


EL CAMBIO CLIMÁTICO ESTÁ AQUÍ
Olas de calor


Una semana de bochorno, aunque desagradable, no significa nada. Pero si aparece a mediados de mayo se aguanta mucho peor porque llega a destiempo y tienes que sacar corriendo la ropita de verano guardada en los altillos. Para dos turistas británicos, fallecidos en Gran Canaria hace unos días por shock térmico, la ola de calor ha sido definitiva. Esta larga semana pasará a la historia climática española, al batirse oficialmente 30 registros históricos en Canarias, Andalucía y Castilla y León (datos AEMET).

La revista Nature Climate Change recoge en este mes de mayo un informe del Postdam Institute for Climate Impact Research – PIK (Alemania), sobre fenómenos climáticos excepcionales acaecidos en los últimos diez años. Los científicos del PIK constatan que, desde que existen registros térmicos fiables (año 1880), los fenómenos de olas de calor han venido aumentando a partir de 1980, con una clara subida de la temperatura media y verdaderas explosiones térmicas entre 2000 y 2010.

Media de temperaturas extremas observadas en el siglo XX

El peor año histórico sigue siendo 2003 y su tórrido verano en Europa. Fue el más caliente que se recuerda (algunos lo catalogan como el más caliente de los últimos 500 años), y causó 70.000 muertos. La siguiente ola de calor significativa data de 2009 y afectó a Australia, abrasada por incendios incontrolables durante un mes. La tercera es de 2010 y se notó especialmente en Rusia. Solamente en Moscú murieron 11.000 personas más de la cuenta. Se perdió el 30% de las cosechas de cereal y el Kremlin prohibió la exportación de trigo.

La playa de Las Canteras (Gran Canaria) el 14 de mayo de 2012.

Para el Goddard Institute for Space Studies (NASA), las recientes y sucesivas oleada de calor tiene un evidente origen humano, por el alza de la presencia de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Concretamente, por haber pasado de las 285 ppm. (partes por millón) de CO2, en 1880, hasta las actuales 390 ppm (ya rebasadas). Estamos en una carrera acelerada, porque las olas de calor se suceden a ritmos cada vez más rápidos.

Desviación de la temperatura habitual entre el 22 de febrero
y el 22 de marzo de 2012 en USA. Los Estados más afectados fueron
los situados más al norte

El mes de julio de 2011 fue muy desagradable para 132 millones de habitantes de la zona oriental de los Estados Unidos, con un registro de 46º C en la ciudad de Nueva York. En España, casi simultáneamente, trece provincias se ponían en alerta y en las Islas Canarias (Mogán) se alcanzaban 44º C.  Los 40º C que se midieron en Sevilla esos días, sin embargo, pasaban por normalitos.

Llegamos a 2012. Entre los días 18 y 22 de marzo último, en seis Estados norteamericanos del noreste, la temperatura máxima subió dentro de una horquilla situada entre los 18º C y los 25º C. ¡Qué suerte! ¡Una temperatura primaveral!... Eso parece, pero el 21 de marzo, en Chicago suele haber mínimas de -2º C y máximas de 7º C. En 2012, la máxima de ese día fue de 30,5º C.

La ola de calor en España, entre el 9 y el 12 de mayo de 2012

Después de los Estados Unidos nos toca a nosotros sufrir la invasión de una oleada de aire caliente llegado desde el desierto del Sahara, con sus arenas en suspensión y sus calimas. Hace veinte años, un científico del CEDEX (Ministerio de Fomento, España) respondía a mis preguntas para un artículo sobre el incremento de los temporales y la altura de las olas en el Atlántico Norte (proyecto WASA). Con papel y lápiz, me explicó de qué manera las situaciones climáticas de los trópicos empezarían a afectarnos, cada año un poquito más. Los calores del Sahara y los huracanes gestados en el golfo de Guinea llegarían con más facilidad al sur de Europa, sin que la cordillera del Atlas sirviera ya de eficaz barrera.


La primera tierra española perjudicada por el cambio del escenario climático será el archipiélago canario. Ya ha sufrido el azote de huracanes tropicales y puede ver aumentar la frecuencia e intensidad de las olas de calor. Madrid, distrito de Barajas,  16 de mayo, 18:00 horas,… 27ºC. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada